Blog jubilado de Paco Ros

Fue bonito mientras duró

Crónica sobre un iPhone

Posted by Paco Ros en 11 \11\UTC julio \11\UTC 2008

Cuando una persona hace algo mal, pero se da cuenta de que lo hace mal a posteriori, una de las maneras que tiene de resarcirse a sí mismo es contarle a todo el mundo lo gilipollas que ha sido.

Sólo con esa frase y con el tí­tulo, ya os podéis imaginar de qué va: soy uno de esos payasos que hoy han intentado comprar un iPhone sin éxito.

Ayer, llamé por teléfono a “El Corte Inglés” y me comentaron que ni sabían cuántos iPhones recibirían, ni se podía reservar ni nada.

Bien, así­ que hoy (día del lanzamiento oficial) me he acercado a los susodichos grandes almacenes y me han dicho textualmente “Nos han llegado poquí­simos y se han acabado enseguida”. Media vuelta ¡Ar! y me he ido a comer.

Cerca de donde tenía aparcado el coche habí­a una tienda Movistar (Av Argentina). Después de comer he entrado a preguntar y me dicen que no habían recibido nada, que hoy a las 10:00 habí­a ¡gente que había dormido en la puerta de la tienda! y que lo más probable es que hasta dentro de uno o dos meses no haya posibilidades de conseguir uno.

Me comentan que ni siquiera aceptan reservas porque, el stock que esperan recibir, ya está todo reservado.

Bueno, vale, no pasa nada. No soy tan fanboy de Apple como para poner el grito en el cielo. Pero sí que me putea vivo la actuación de Movistar (y, de rebote, de El Corte Inglés) y que vaya por delante que las personas que me han atendido han sido muy eficientes y correctas (tampoco podían hacer nada para solucionar estos problemas).

– La presentación del cacharro se hace con todos los mass media (mierda de mass media que publican cualquier cosa) y con la foto del Ingeniero Jefe de Apple España y la directora de Innovación de Movistar (se les ve en la cara cómo sabí­an hasta el último detalle del cacharro):

Telefónica, ¿Quién si no?

– Después de tener una estimación del número de personas que estaban dispuestas a adquirir el producto y esclavizarse por 2 años con la compañí­a, desperdician miserablemente la oportunidad de dar el zambombazo y comerse a la competencia.

– Los mass media hablan de una “campaña de marketing perfectamente orquestada”. Este fracaso lo único que consigue es que los potenciales compradores sientan como detestable a esta compañí­a que se dedica a salir en la foto (Sólo les faltaba la pala y el árbol). Es decir, la campaña de los cojones lo único que ha conseguido es que un conjunto de personas hasta los cojones de esperar se molesten con la inutilidad, competencia y demostración de ignorancia abosoluta sobre los productos y servicios que ofrecen de una compañí­a.

– Para postres la maravilla de la compañí­a azul del teléfono ha esperado al último puñetero día para publicar el precio de un producto que se sabí­a de sobras desde el día -1.

Vale, una vez despotricado y a gusto (si me caía mal esta empresa, ahora aún es peor) vamos a entrar en cómo España es una república bananera. El artículo 9 de la LOCM especifica claramente:
– “La oferta pública de venta o la exposición de artículos en establecimientos comerciales constituye a su titular en la obligación de proceder a su venta”
– “Los comerciantes no podrán limitar la cantidad de artículos que pueden ser adquiridos por cada comprador”

Creo que es evidente que, una vez más, las compañías de telecomunicaciones de estos lares hacen lo que les da la gana y se pasan por el forro todas las leyes. Es más, en ningún momento ningún organismo regulador ha dicho ni mu al respecto de este tema.

Fiel reflejo del estado de las tecnologías de la información en España. Habrá que irse (otra vez) a buscar la tecnología fuera.

Una respuesta to “Crónica sobre un iPhone”

  1. guillem said

    Home, a mi m’ha molestat des del principi el tema d’ocultar els preus fins al darrer moment. Deixant de banda altres consideracions sobre la llibertat limitada del producte en si, me pareix insultant aquesta “sobrada” en pla “compraras el que te diguem, quan volguem, i al preu que ens passi pels nassos; calla i espera i ja te direm quan pots preparar la vaselina”. Saps que? Aixo sobra per decidir-me a NO comprar una cosa, encara que la vulgui, nomes per collons :-D

    Tot aixo de dur-ne poquissims en exclusiva i deixar-te clar que els importa una merda si el pots aconseguir o no, perque els pocs que arribaran tanmateix son per a gent mes important que tu que ja els te assegurats, es una continuacio logica de la seva actitud. Es molt l’estil de les empreses amb monopolis passats o presents, reals o virtuals. Apple ha triat dues ‘perles’ importants en aquest aspecte.

    Ja saps que visc davant “uns grans magatzems” (com que n’hi ha molts a l’Estat Espanyol amb aquesta informacio no se pot saber quins son) i que hi vaig molt perque nomes he de creuar el carrer. Ido els dos darrers ordinadors portatils que m’he comprat han estat bons de veure alla: “teniu el nou ordinador quantic amb coprocessador d’univers paral.lel?”, “noooooo, esto es muy nuevo y van a llegar con cuentagotas, y los tenemos todos vendidos ya; pero tenemos este modelo a vapor un poco mas caro, que te lo puedes llevar enseguida”, “ido res, me’n tornare la meva VISA cap a ca nostra ben calenteta dins la funda, que tengueu un bon dia”. I a ca nostra 10 minuts mes tard faig la comanda via web a una tenda seriosa, de les que tenen els productes que anuncien. M’arriba en una setmaneta com a molt, I com diu en Benjami, “tal dia fara un any.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: